lunes, 5 de noviembre de 2012

PRESENTACIÓN


Decia Henri Cartier-Bresson que “...La fotografía es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje...”. Esta cita, me hizo ver la fotografía de otra manera. Desde que la leí por primera vez, me dí cuenta que dar rienda suelta a los sueños puede ser muy hermoso y fue entonces cuando nació el Pequeño Viajero. La idea era transformar temores, alegrías, preocupaciones...etc, en imágenes que la gente pudiera reinterpretar según su estado de ánimo cada vez que las viera. Pero para ello debía existir alguien con quien identificarse en mayor o menos medida. El Pequeño Viajero es nuestro otro yo, haciendo un viaje ficticio por la vida.

Todas las fotografías han sido realizadas por mí, con la única ayuda de un trípode y el temporizador de la cámara. Soñar, encontrar el sitio, encuadrar y enfocar cuando se podía, apretar el botón y correr para ponerse delante de la foto ha sido la constante en cada una de las imágenes. El atrezzo ha ido creciendo según pasaba el tiempo y las situaciones se han ido complicando cada vez más para conseguir expresar lo que quería.

Pero lo más curioso de todo esto es que, a veces, al mismo tiempo que yo soñaba una situación, resultaba que había otra persona en otro lugar que soñaba algo muy cercano y lo plasmaba con bonitas letras, algo que a mi siempre se me ha resistido. Fue entonces cuando empecé a darme cuenta de que muchos de los textos que escribían otras personas, encajaban a la perfección con la idea que yo había tenido al hacer la foto. De ahí nacieron Los Cuentos del Pequeño Viajero.

Algun@s amig@ bloggeros, han escrito cuentos especialmente basados en las fotografías de El Pequeño Viajero, y otros me han dado autorización para publicar cuentos escritos por ellos, de los que me he enamorado y que le dan a las fotos una dimensión que traspasa lo inimaginable. Estos textos, cuentos, microrelatos o como le queráis llamar, los iré publicando poco a poco. En la columna de la derecha estarán todos, clasificados por su autor.

A tod@s muchas gracias de corazón, por ayudarme a cumplir el sueño de no ver mis fotos vacías.


DANIEL LASALLE